viernes, 23 de octubre de 2020

Medidas para ahorrar energía en el hogar



¿Es posible ahorrar energía en el hogar y así reducir gastos? Para conseguirlo, ¿es necesario realizar grandes reformas o inversiones?

Esta recapitulación viene firmada por Oxfam Intermon; la asociación recuerda que el consumo responsable no solo contribuye a cuidar tu entorno, también ofrece numerosos beneficios, como estos:

- Reduce el coste de tus facturas de luz, agua y gas.
- Al reducir el consumo, disminuye el coste de producción y las grandes empresas energéticas entran en competición.
- Menor dependencia energética de otros países, especialmente en el caso del gas.
- Se contamina menos el medio ambiente, lo que contribuye a mejorar nuestra salud.
- Nos garantiza el abastecimiento, sobre todo de agua en épocas de sequía.
- En el caso de las energías no renovables (que aún son mayoría en nuestro país), se reduce el gasto de recursos naturales.
- Disminuye el deterioro del planeta relacionado con la explotación de sus recursos.
- Menor emisión de gases de efecto invernadero.

Conocidas las ventajas, repasamos las medidas más eficaces para reducir el consumo energético en los hogares.

- Mejorar el aislamiento de ventanas y puertas. Puede ser mediante la instalación de ventanas con doble cristal y marcos de PVC; si esto no es posible, al menos asegurar que no entra aire por ningún resquicio (una opción es sellar con burletes la parte interna de los marcos).
- En invierno, abrir las persianas y cortinas cuando esté dando el sol y bajarlas durante la noche. En verano, justo lo contrario, bajar las persianas durante las horas de más calor y subirlas a última hora del día hasta que amanece.
- Mantener una temperatura saludable en la casa que, en verano será de unos 25 grados y, en invierno, de alrededor de 20 grados.
- No usar los radiadores, ya sean eléctricos o de gas, para secar la ropa.
- Cuando enciendas el aire acondicionado, cerrar antes las ventanas.
- Al comprar electrodomésticos, que sean de clase A o superior. Un ejemplo: un frigorífico de clase A+++ consume un 70% menos que uno de clase media.
- Ajustar la temperatura del frigorífico a la época del año. En verano se puede que bajar la temperatura y, en invierno, subirla. También es importante descongelar el congelador periódicamente.
- No poner en marcha la lavadora ni la secadora o el lavavajillas hasta que no estén llenos.
- Utilizar programas cortos en la lavadora, reducir la temperatura a 30 grados y el centrifugado a no más de 800 revoluciones.
- Ir sustituyendo las bombillas por LED. Aunque son más caras, duran hasta 30 veces más y ahorran un 80% de luz.

Fuente:
https://www.ambientum.com/ambientum/energia/medidas-para-ahorrar-energia-en-el-hogar.asp


El futuro es la energía verde



El estilo de vida actual demanda cada vez más energía. Sobre todo, en un modelo post-COVID en el que la electricidad es clave para mantener la conectividad, para el funcionamiento de los equipos en los hospitales, etc.

Ante este panorama, surge también la preocupación por las emisiones generadas en los procesos de producción de energía y su impacto en el cambio climático. La buena noticia es que la sociedad ha tomado conciencia sobre la importancia de la sostenibilidad, lo cual se refleja, entre otros aspectos, en el auge de la movilidad eléctrica o la construcción eficiente.

Pero ¿cuáles son las medidas que se están tomando para luchar contra el cambio climático?, ¿cómo puede ayudar la tecnología a lograr esa “transición en verde”? La respuesta a estas y otras cuestiones se incluyen en el informe “The future of energy: tendencias emergentes para una transición en verde”, realizado por The Valley.

Este documento destaca algunas tendencias y tecnologías que están siendo claves para lograr una reducción de emisiones y poder garantizar el acceso a energía limpia y asequible, entre las que se incluyen las mejoras en su almacenamiento y gestión, la productividad y eficiencia o la importancia de las alianzas, entre otros.

Los expertos del ecosistema digital The Valley han analizado los innovadores avances que han ido surgiendo en este sector, que se dirige hacia una transición en verde, arrojando luz sobre algunas tendencias emergentes que están dibujando el futuro de la energía:

Energía eólica, geotérmica, hidroeléctrica, solar, biomasa… son algunas de las energías renovables o limpias que más se escuchan en el día a día y que están protagonizando el camino hacia la reducción de emisiones a nivel global. Las tecnologías disruptivas se abren paso en el sector ofreciendo soluciones para lograr este objetivo. Destacan 4 fenómenos:

Data Centers y plataformas digitales: la apuesta de las empresas por la energía limpia ha contribuido a impulsar su crecimiento. Se ve ya cómo grandes tecnológicas han puesto en marcha diversas iniciativas para reducir al máximo sus emisiones. Se incluyen, por ejemplo, el uso de algoritmos de aprendizaje automático para predecir la producción de energía eólica, o la generación propia de energía para abastecer sus centrales.

Automatización y mantenimiento: la tecnología se pone al servicio de la energía facilitando y automatizando procesos, como pueden ser la monitorización del buen estado de las turbinas de los molinos para prevenir averías y reducir costes de mantenimiento, e incluso maximizar su rendimiento. De la misma forma, en el sector se han comenzado a utilizar también robots y drones que realizan tareas de inspección y mantenimiento en estaciones eléctricas o marinas proporcionando datos de interés.

La realidad aumentada y virtual: estas tecnologías cobran especial importancia en los procesos de formación y capacitación inmersiva de los trabajadores del sector. Gracias a las posibilidades que ofrece, como puede ser la visualización 3D, los profesionales pueden sumergirse en un entorno “virtual” para simular como sería realizar una inspección, un mantenimiento o una reparación, pero sin ningún riesgo.

Energía geotérmica, solar y nuclear: la innovación se aplica también en la producción de energías renovables a través de interesantes proyectos como las granjas solares, placas solares en vías férreas o infraestructuras sostenibles que utilicen los recursos naturales para reducir emisiones.

Más allá de la generación de energías limpias, se habla también de su almacenamiento y de soluciones que permitan gestionarlas y aprovecharlas al máximo. Eliminar la necesidad de combustibles fósiles, almacenar la energía que procede de fuentes de generación de energía limpia o eliminar la necesidad de carbón y gas para la generación de energía son algunos de los objetivos.

Los sistemas de almacenamiento de energía son cada vez más innovadores, empleando, por ejemplo, una tecnología a escala de red para almacenar la energía por períodos prolongados, o un tipo de batería que elimina la necesidad de carbón y gas.

Cobran auge también los servicios de autoconsumo para el sector residencial. Algunas de las soluciones que están surgiendo a nivel doméstico: un sistema de almacenamiento de energía eléctrica capaz de surtir energía a una casa por más de 24 horas, una batería que puede captar y convertir la energía solar y almacenarla como energía eléctrica o un sistema de almacenamiento que almacena energía solar para utilizarla cuando el sol no brilla.

La energía se contempla como un servicio personalizado que se adapta a cada usuario. El objetivo está en generar identidades digitales para cada recurso o dispositivo y facilitar las transacciones de energía en tiempo real entre ellos.

Entre las tendencias que resaltan en este ámbito, se incluyen los hogares que tienen sus propias instalaciones de generación de energía y que pueden vender electricidad a sus vecinos sin necesidad de empresas intermediarias, o los proyectos piloto que permiten a los consumidores comprar electricidad renovable.

Empresas de sectores diferentes al de la energía comienzan a abrirse su hueco en el sector. Surgen nuevos conceptos como: una plataforma de comercio que facilita las transacciones de energía entre usuarios; los paneles solares transparentes de vidrio fotovoltaico que podrían instalarse en superficies como ventanas, automóviles o incluso teléfonos para generar electricidad; aceras que convierten pasos en electricidad; o la posibilidad de obtener créditos de energía renovable.

Se ve entonces como la cadena tradicional del sector está cambiando. Cambia la distribución, aparecen movimientos entre usuarios… todo esto apalancándose en una tecnología que busca un impacto positivo y sostenible, la tecnología P2P (“Peer to Peer”).

En este sentido, aparecen las centrales eléctricas virtuales, que permiten gestionar diversos tipos de instalaciones generadoras desde una sola entidad de control. Y de la misma forma, las plataformas P2P se ponen al servicio de usuarios privados y empresas para que estos puedan comercializar sus excedentes de energía o incluso, alquilar energía solar.

Gracias a las alianzas entre empresas del sector energético y compañías de otros sectores, como el tecnológico, se han creado soluciones innovadoras para impulsar la transformación digital de los sistemas energéticos.

Entre ellos se incluyen las nubes híbridas que permiten a las empresas gestionar datos usando múltiples nubes, o las plataformas que proporcionan a las empresas de petróleo o gas información relevante durante los procesos de perforación. Aparecen también las plataformas que utilizan la tecnología Blockchain para, por ejemplo, agilizar el comercio de gas natural licuado a pequeña escala o realizar transacciones de energía con total transparencia.

Para impulsar la colaboración en el sector, destacan otras iniciativas como el Energy Open Innovation Challenge 2020, que busca crear vínculos entre startups y PYMES para desarrollar, perfeccionar y probar tecnologías innovadoras, o diversos programas de ayuda para impulsar los proyectos emprendedores que tienen un componente y compromiso sostenible.

Fuente:
https://www.ambientum.com/ambientum/energia/el-futuro-de-la-energia-es-verde.asp


jueves, 22 de octubre de 2020

La importancia de las energías renovables tras COVID-19



La Recuperación Verde debe estar protagonizada por las energías renovables para lograr que el planeta lidie al mismo tiempo con la crisis climática y la crisis económica del mundo post COVID-19. Las crisis sanitaria, humanitaria, social y económica provocadas por la pandemia COVID-19 no ha tenido precedentes y ha tenido repercusiones de gran alcance en todo el mundo.

Para afrontar el reto de la recuperación económica, la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus singlas en inglés) insta a los gobiernos a aprovechar el progreso logrado con las energías renovables para no perder de vista la lucha contra el cambio climático y la apuesta por la sostenibilidad.

Las energías renovables serán el motor que mueva el mundo post COVID-19, ya que combatir el cambio climático y la crisis de la pandemia necesita una hoja de ruta común.

Las cifras más graves e importantes que nos ha dejado esta pandemia son, sin lugar a dudas, las de las pérdidas humanas. Sin embargo, no podemos perder de vista las catastróficas consecuencias económicas que ha traído. Y es que la crisis del COVID-19 no nos va a salir barata. Las Perspectivas de la economía mundial del FMI pintan el panorama en términos sombríos: la economía mundial está preparada para una contracción del 4,9%, lo que indica una recesión mucho peor que la crisis de 2008.

Muchas voces ponen el foco en la recuperación verde como medio para levantar la economía. Las que suenan más fuerte proveniente del viejo continente, donde la Unión Europea ha hecho una apuesta clara por la agenda verde. Su ambicioso paquete de recuperación ecológica inyecta recursos en una recuperación limpia como nunca antes, anunciando la creación de un millón de empleos verdes y el impulso de la transición ecológica.

La economía mundial está recibiendo una paliza tras la pandemia COVID-19. Pero entre tanto caos aún podemos atisbar algunas razones que nos hacen tener esperanza en el futuro y en las energías renovables. En un futuro sostenible donde gobiernos y empresas trabajen para afrontar conjuntamente la crisis climática y económica.

La transición energética puede impulsar un amplio desarrollo socioeconómico al mismo tiempo que allana el camino para lograr los objetivos marcados en el Acuerdo de París y conseguir limitar el aumento de la temperatura global a 1,5°C.

Apoyar las energías renovables en detrimento de los combustibles fósiles, promete más empleos, un mayor crecimiento económico, condiciones de vida más limpias y una mejora sustancial del bienestar. Sin olvidarnos de que conseguiríamos reduciría el 70% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía de aquí a 2050.

La apuesta por las energías renovables son una apuesta segura. IRENA estima que, por cada dólar estadounidense (USD) invertido, se recuperarán entre 3 y 8 dólares. Además de un futuro energético sostenible, la transición promete nuevos modelos de desarrollo socioeconómico.

Los empleos en el sector de las renovables aumentarán hasta los 42 millones a escala mundial de aquí a 2050, cuatro veces más que en la actualidad. Por no mencionar que habría beneficios para la salud y el medio ambiente, así como grandes mejoras del bienestar humano, en todas las regiones del mundo. IRENA calcula que el indicador de bienestar sería un 13,5 % más alto en 2050.

¿Qué deben hacer los gobiernos para facilitar la transición energética y poder acelerar la recuperación económica en la crisis de la pandemia COVID-19?

- Ampliar las políticas que promueven soluciones de energía renovable. Los gobiernos deben continuar implementando marcos políticos y mercados adecuados que apoyen el desarrollo de la energía renovable.
- Dar prioridad a las energías renovables en cualquier medida de estímulo y comprometerse a eliminar gradualmente el apoyo a combustibles fósiles.
- Proporcionar mecanismos de mercado para salvaguardar la industria y movilizar la inversión privada hacia las energías renovables.
- Potenciar el papel de las energías renovables en las políticas industriales.
- Promover una transición justa y ayudar a los trabajadores en el cambio hacia trabajos de energía renovable.
- Fortalecer la cooperación y la acción internacional para acelerar la transición.

La energía renovable debe jugar un papel clave en la recuperación económica, garantizando la sostenibilidad y seguridad energética, creando empleo y fortaleciendo la resiliencia para proteger la salud y el bienestar de las personas. Ninguna otra industria puede lograr esos objetivos al mismo tiempo que reduce las emisiones globales.

Fuente:
https://www.ambientum.com/ambientum/energia/importancia-de-las-energias-renovables-tras-la-covid-19.asp


Día mundial del ahorro de energía 2020 y el medio ambiente.


Como cada año, este 21 de octubre se celebró el Día Mundial del Ahorro de Energía con el objetivo de reflexionar sobre el consumo energético que se tiene en la vida cotidiana.

Los electrodomésticos son los aparatos que más energía emplean en nuestras viviendas, con un 55,2 por ciento del total, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. Este consumo, no obstante, no es homogéneo. Las cocinas emplean el 9,3 por ciento de la energía, mientras la iluminación usa el 11,2 por ciento y la refrigeración de alimentos, el 2,3 por ciento.

Por su parte, la calefacción de los hogares consumo un 7,4 por ciento de la energía, los aparatos de aire acondicionado el 7,5 por ciento y los aparatos en 'stand-by' el 6,6 por ciento. Para ahorrar la energía empleada en los hogares y contribuir a reducir el consumo de las viviendas cada día, los usuarios pueden emplear productos del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Es decir, equipos que se conectan a la Red y que se gestionan a través de una aplicación.

Uno de estos productos son los termostatos inteligentes, que permiten controlar la temperatura de los hogares de forma inalámbrica al mismo tiempo que reducen el impacto sobre el medioambiente, así como las facturas de luz o gas, según ha indicado la compañía de productos inteligentes SPC en un comunicado.

Asimismo, los usuarios pueden utilizar válvulas inteligentes para decidir la temperatura de cada habitación, ya que cada parte del hogar, según su orientación, puede contar con diferentes temperaturas. De esta forma, los usuarios pueden optimizar el consumo de la energía totalmente. Para la luz, los sistemas de iluminación domótica permiten encender o apagar luces directamente desde sus dispositivos móviles, así como regular la intensidad o cambiar su tonalidad.

En este sentido, los usuarios pueden ayudar al medioambiente utilizando bombillas LED inteligentes, que ofrecen hasta un 80 por ciento de ahorro respecto a las bombillas incandescentes, ya que una bombilla LED con una potencia de 10W ofrece el mismo resultado que una bombilla tradicional de 75W, como apuntan desde la compañía.

Los últimos modelos de aparatos electrónicos y los electrodomésticos consumen menos energía que los anteriores, pero continúan representando la mayor parte del gasto energético de las viviendas. Una de las soluciones para automatizar estos aparatos son los enchufes y regletas inteligentes, que evitan que los productos se queden en reposo y pueden ayudar a ahorrar.

Además, estos enchufes inteligentes permiten elegir qué aparatos pueden funcionar simultáneamente, haciendo más sencillo para los usuarios consumir menos energía para proteger el medioambiente. Por último, los asistentes para el hogar, como Google Home o Alexa, permiten que los usuarios puedan conectar diferentes elementos de domótica de las viviendas, lo que permite un mayor ahorro energético sin necesidad de que los usuarios cuenten con varias aplicaciones.

Fuente:
https://www.ecoticias.com/sostenibilidad/205576/Dia-Mundial-Ahorro-Energia-2020-medio-ambiente


miércoles, 21 de octubre de 2020

El consumo de energía renovable de los Estados Unidos alcanza nuevo récord.





El consumo de energía renovable en los Estados Unidos siguió aumentando por cuarto año consecutivo en 2019, con la energía eólica y la energía de la madera y los residuos, cada una de las cuales representa el 24 por ciento de toda la energía renovable utilizada en Estados Unidos,dijo el lunes la Administración de Información de la Energía (Energy Information Administration, EIA, por sus siglas en inglés).

El año pasado, el consumo de energía renovable en los Estados Unidos alcanzó un récord de 11,5 cuatrillones de unidades térmicas británicas (Btu), o el 11 por ciento del consumo total de energía en los Estados Unidos, según ha estimado la EIA.

De la energía renovable utilizada, la energía eólica - casi exclusivamente utilizada para producir electricidad - representó el 24 por ciento del consumo de energía renovable de los Estados Unidos. El año pasado, la energía eólica superó a la hidroeléctrica para convertirse en la fuente de generación de electricidad renovable más utilizada.

La madera y la energía de desechos representaron otro 24 por ciento del uso de energía renovable de los Estados Unidos en 2019, mientras que la energía hidroeléctricarepresentó el 22 por ciento del consumo de energía renovable. Los biocombustibles le siguieron con un 20 por ciento del consumo de energía renovable.

La energía solar representó sólo el 9 por ciento de la energía renovable, pero vio el mayor crecimiento porcentual entre las fuentes renovables en 2019, dijo la EIA.

A principios de este año, la EIA dijo que el aumento de las energías renovables y la disminución de la generación de electricidad a partir del carbón dio lugar a que el consumo de energía de las energías renovables en los Estados Unidos superara en 2019 el consumo de carbón por primera vez desde 1885.

El año pasado, el consumo total de energía renovable de los Estados Unidos aumentó en un 1 por ciento en comparación con el 2018, mientras que el consumo de carbón se redujo en casi un 15 por ciento de un año a otro. En 2019, el consumo de energía a partir del carbón cayó por sexto año consecutivo a su nivel más bajo desde 1964, según las estimaciones de la EIA que utilizan una equivalencia de combustible fósil para calcular el consumo de electricidad de las energías renovables no combustibles como la eólica, la hidráulica, la solar y la geotérmica.

Debido al aumento de la producción de gas natural y al incremento de la generación a partir de gas natural, la capacidad de generación de electricidad a partir de carbón continúa retirándose en los Estados Unidos. Tras las retiradas de la capacidad de carbón, la generación de electricidad a partir de carbón ha disminuido considerablemente durante el último deceniohasta el punto de alcanzar su nivel más bajo en 42 años en 2019.

Fuente:
https://www.worldenergytrade.com/energias-alternativas/electricidad/el-consumo-de-energia-renovable-de-los-estados-unidos-alcanza-nuevo-record

Inteligencia Artificial y almacenamiento renovable





Facebook y el Departamento de Ingeniería Química de la Carnegie Mellon University (CMU) han puesto en marcha un proyecto para probar el uso de Inteligencia Artificial (AI) para mejorar el almacenamiento de energía renovable.

Bautizado como el Open Catalyst Project, es una colaboración destinada a utilizar la inteligencia artificial para acelerar las simulaciones de la mecánica cuántica en 1.000 veces con el fin de descubrir nuevos electrocatalizadores necesarios para formas de almacenamiento más eficientes y escalables. y utilizar energía renovable.

«La energía eólica y solar son partes vitales de la red energética moderna, especialmente si esperamos combatir el cambio climático. Desafortunadamente, el sol no siempre brilla y el viento no siempre sopla. Ambos proporcionan energía intermitente, con California, por ejemplo, viendo la generación solar máxima por la tarde en lugar de por la noche, cuando la demanda aumenta», reflexionan los responsables del proyecto.

«Aumentar nuestra dependencia de la energía renovable requiere almacenar energía durante días, semanas o incluso meses para que esté disponible cuando sea necesario. Si bien la mayoría de la gente piensa instintivamente en baterías para el almacenamiento de energía, el costo de equipar la red eléctrica con suficientes baterías de iones de litio para días o semanas de reserva de energía durante un tramo nublado y con poco viento es prohibitivamente caro, especialmente a escala mundial», prosiguen.

Una de las pocas soluciones escalables consiste en convertir el exceso de energía solar y eólica en otros combustibles, como hidrógeno o etanol. El objetivo de Open Catalyst Project es descubrir catalizadores de bajo costo para impulsar estas reacciones químicas.

Para lograr esto, están desarrollando IA que predecirá con precisión interacciones atómicas dramáticamente más rápido que las simulaciones de computación pesada en las que los científicos confían hoy.

Los cálculos que toman días a los laboratorios modernos podrían, con la ayuda de la IA, tomar segundos. Esto tiene ramificaciones fuera de la catálisis y permitirá a los científicos explorar e iterar rápidamente sobre otros desafíos que involucran la mecánica cuántica.

Facebook ha afirmado que si la investigación tiene éxito, podrá acelerar de forma significativa el «cambio global hacia la energía renovable, eliminando los altos costes asociados a los electrocatalizadores actuales, proporcionando una alternativa a las costosas tecnologías de almacenamiento y suministrando energía limpia y sostenible en todo el mundo».

Fuente:
https://www.ambientum.com/ambientum/energia/inteligencia-artificial-y-almacenamiento-renovable.asp

martes, 20 de octubre de 2020

Experta en derechos humanos destaca el compromiso de México con el medio ambiente y sus defensores



La relatora especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos acogió con beneplácito la decisión de México de enviar al Senado para su ratificación el innovador tratado regional sobre el medio ambiente, conocido como el Acuerdo de Escazú.

En un comunicado, Mary Lawlor afirmó que la decisión del Ejecutivo “refleja la responsabilidad de México con el medio ambiente y el reconocimiento a quienes lo protegen” y llamó al gobierno del país a reforzar la seguridad de las personas defensoras de los derechos humanos.

La experta recordó que, además de establecer el derecho a un medio ambiente sano, el Acuerdo de Escazú, firmado por 24 países, estipula garantías claras para la protección de las personas defensoras del medio ambiente.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, envió el tratado a la Cámara de Senadores en agosto esperando que la ratificación se concrete en los próximos meses.

Lawlor consideró que dicha ratificación “sería una muestra importante del compromiso de México con los defensores de los derechos humanos que, junto con los periodistas, afrontan altos niveles de violencia en el país”.

“Esta decisión debería inspirar a otros poderes del gobierno a asegurar que las reformas legales, fiscales y políticas ahora en curso también refuercen la protección de quienes defienden los derechos humanos”, recalcó la experta.

Añadió que este avance legal permitiría a México mejorar la seguridad de los defensores y defensoras de las garantías fundamentales.

En este sentido, instó a otorgar los fondos y recursos adecuados al Mecanismo Nacional de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, aprobada por el Congreso en 2012, aseverando que de ello puede depender la vida de los defensores de los derechos humanos, incluyendo a los activistas del medio ambiente.

El relator especial sobre los derechos humanos y el medio ambiente, David Boyd, se sumó a las declaraciones de Lawlor y respaldó su llamamiento.

Para concluir, la experta señaló que se debe escuchar la voz de los defensores en cualquier decisión relacionada con políticas que afecten su integridad y capacidad de continuar su trabajo.

“Alentamos al gobierno a que continúe adoptando medidas adicionales para crear un entorno seguro y propicio en el país”, puntualizó Lawlor.

Los relatores especiales forman parte de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo establecidos por el Consejo para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.

Fuente:
https://news.un.org/es/story/2020/10/1482592




Capacidad de energía renovable de Asia y el Pacífico crecerá 50% en cinco años.



La capacidad instalada de energía renovable en la región de Asia y el Pacífico se prevé que tenga un gran impulso en los próximos cinco años, hasta 754 gigavatios (GW) en 2025, frente a los 497 GW de este año, según un análisis de Rystad Energy.

El líder de este crecimiento será la energía solar, cuya capacidad regional casi se duplicará hasta 349 GW desde 192 GW en 2020, superando incluso la capacidad instalada de la energía eólica terrestre bien establecida.

La capacidad instalada de la energía eólica terrestre también está destinada a aumentar, a 308 GW desde 243 GW en los próximos cinco años, mientras que se espera que la energía eólicamarina salte a 51 GW desde los 34 GW actuales. Por último, es probable que la capacidad de almacenamiento, baterías y electrolizadores de hidrógeno se amplíe a 45 GW desde los 28 GW.

"El crecimiento de la energía renovable ha llevado a los proveedores de servicios de ingeniería, adquisición, construcción e instalación (Engineering, Procurement, Construction and Installation, EPCI, por sus siglas en inglés) de la región y a los astilleros de fabricación asiáticos a acelerar sus planes de transición energética para centrarse activamente en los mercados de bajo carbono y licitar esos contratos", dice Lin Goh, analista superior de investigación de servicios energéticos de Rystad Energy.

Muchas empresas petroleras nacionales de la región de Asia y el Pacífico están siguiendo ahora los pasos de sus homólogas europeas e iniciando su camino hacia la transición energética. En Malasia, Petronas ha anunciado que aumentará su presencia dentro de las energías renovables y recientemente ha invertido en un sistema solar fotovoltaico para los sectores residencial y de pequeñas y medianas empresas en Malasia.

Las tres mayores CPN de China - Petrochina, Sinopec y CNOOC - también están buscando diversificarse hacia la energía eólica y de hidrógeno. En Viet Nam, PetroVietnam ha anunciado un ambicioso objetivo de 100 megavatios (MW) de capacidad renovable para 2025 y 900 MW para 2035, lo que convertiría al país en el mercado más prometedor para la energía eólica marina en el sudeste asiático.

Algunos proyectos eólicos marítimos importantes que están en juego en la región de Asia y el Pacífico, excluida China, son Yunlin, Changfang y Xidao en Taiwán, Thang Long en Viet Nam e Incheon en Corea del Sur.

A raíz de la demanda de su base de clientes, muchas empresas tradicionales de servicios petroleros de la región también han empezado a diversificar su oferta para atender a la transición energética.

El sector más importante en el que las empresas de la EPCI pueden aventurarse dentro de la energía verde es el de la construcción e instalación de energía eólica marina.

Las empresas EPCI, con un historial probado en servicios de yacimientos petrolíferos, tienen una ventaja cuando se trata de aplicar las mejores prácticas y pueden aprovechar las competencias del personal existente en cada etapa de un proyecto de construcción e instalación eólica en alta mar, desde el diseño hasta las operaciones.

La energía eólica marina flotante también puede ser una vía para que las empresas de EPCI aprovechen su experiencia en instalaciones de producción en aguas profundas y será importante en países como el Japón y Corea del Sur.

Los astilleros de fabricación asiáticos también se beneficiarán del aumento de los proyectos eólicos marítimos en todo el mundo. Aunque la mayoría de los astilleros de fabricación chinos atienden la demanda interna de energía eólica, debido a la competitividad en materia de costos algunos también están a la caza de una cuota de mercado en el mercado internacional de las energías renovables.

Fuente:
https://www.worldenergytrade.com/energias-alternativas/general/la-capacidad-de-energia-renovable-de-asia-y-el-pacifico-crecera-50-en-cinco-anos


lunes, 19 de octubre de 2020

Emisiones de CO2 a la atmósfera desde los océanos




Restos fosilizados de antiguos corales de aguas profundas pueden actuar como máquinas del tiempo que proporcionan nuevos conocimientos sobre el efecto del océano en el aumento de los niveles de CO2.

Este proceso ayudó a poner fin a la última edad de hielo, pero la causa de este aumento de CO2 ha desconcertado a los científicos durante décadas. Mediante el uso de huellas dactilares geoquímicas de corales fósiles, un equipo internacional de científicos ha encontrado nueva evidencia de que este aumento de CO2 estaba relacionado con cambios extremadamente rápidos en la circulación oceánica alrededor de la Antártida. El equipo recolectó restos fósiles de corales de aguas profundas que vivían a miles de metros bajo las olas.

Al estudiar la desintegración radiactiva de las pequeñas cantidades de uranio que se encuentran en estos esqueletos, identificaron corales que crecieron al final de la edad de hielo hace unos 15.000 años. La toma de huellas geoquímicas adicionales de estos especímenes, incluidas las mediciones de radiocarbono, permitió al equipo reconstruir los cambios en la circulación oceánica y compararlos con los cambios en el clima global en una resolución de tiempo sin precedentes. Los resultados se publican en Science Advances.

La profesora Laura Robinson, profesora de geoquímica en la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol, que dirigió el equipo de investigación, dijo: "Los datos muestran que la circulación en las profundidades oceánicas puede cambiar sorprendentemente rápido y que esto puede liberar rápidamente CO2 a la atmósfera". El doctor James Rae, de la Escuela de Ciencias Ambientales y de la Tierra de St Andrew, agregó: "Los corales actúan como una máquina del tiempo, lo que nos permite ver cambios en la circulación oceánica que ocurrieron hace miles de años.

"Muestran que el océano alrededor de la Antártida puede cambiar repentinamente su circulación para liberar eructos de CO2 a la atmósfera". Los científicos sospechan que el Océano Austral jugó un papel importante en el fin de la última edad de hielo y los hallazgos del equipo añaden peso a esta idea.

El doctor Tao Li, de la Universidad de Nanjing, autor principal del nuevo estudio, dijo: "No hay duda de que los procesos del Océano Austral deben haber jugado un papel crítico en estos rápidos cambios climáticos y los corales fósiles proporcionan la única forma posible de examinar los procesos del Océano Austral en estos plazos ".

En otro estudio publicado en Nature Geoscience esta semana, el mismo equipo descartó la reciente especulación de que el aumento global de CO2 al final de la edad de hielo puede haber estado relacionado con la liberación de carbono geológico de los sedimentos de aguas profundas.

Andrea Burke, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente de St Andrew, agregó en un comunicado: "Ha habido algunas sugerencias de que los depósitos de carbono en las profundidades del lodo marino podrían burbujear y agregar CO2 al océano y la atmósfera, pero no encontramos evidencia de esto en nuestro muestras de coral ".

El doctor Tianyu Chen, de la Universidad de Nanjing, dijo: "Nuestras sólidas reconstrucciones de radiocarbono a profundidades intermedias generan poderosas limitaciones en la mezcla entre las profundidades y las capas superiores del océano, lo que es importante para modelar los cambios en la circulación y el ciclo del carbono durante la última finalización de la edad de hielo. James Rae agregó: "Aunque el aumento de CO2 al final de la edad de hielo fue dramático en términos geológicos, el reciente aumento de CO2 debido a la actividad humana es mucho mayor y más rápido. Lo que hará el sistema climático en respuesta es bastante aterrador".

Fuente:
https://www.ecoticias.com/co2/205523/Emisiones-CO2-atmosfera-desde-oceanos

Reciclar papel puede ser útil para el clima



Reciclar papel puede ser útil para el clima solo si se realiza con energía renovable, según un nuevo estudio de modelado realizado por investigadores del University College de Londres (UCL) y la Universidad de Yale.

El estudio, publicado en "Nature Sustainability", encontró que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentarían para 2050 si reciclamos más papel, ya que los métodos actuales se basan en combustibles fósiles y electricidad de la red.

Los investigadores modelaron varios escenarios para aumentar el reciclaje de papel usado para 2050 y el impacto que esto tendría en las emisiones de efecto invernadero. Descubrieron que si se reciclara todo el papel desecho, las emisiones podrían aumentar en un 10%, ya que el papel reciclado tiende a depender más de los combustibles fósiles que de la fabricación de papel nuevo.

Sin embargo, los investigadores encontraron que las emisiones se reducirían radicalmente si la producción y eliminación de papel se llevaran a cabo utilizando fuentes de energías renovables en lugar de combustibles fósiles.

La fabricación de papel nuevo a partir de árboles requiere más energía que el reciclaje de papel, pero la energía para este proceso se genera a partir del licor negro, el subproducto bajo en carbono del proceso de pulpa de madera. Por el contrario, el reciclaje de papel depende de los combustibles y la electricidad de la red.

Los investigadores encontraron que la modernización de las prácticas de los rellenos sanitarios, por ejemplo, al capturar las emisiones de metano y usarlas para generar energía, también tuvo un efecto positivo, aunque no tan profundo como pasar a las energías renovables.

El estudio analizó cómo los diferentes niveles de reciclaje, el uso de energía renovable y las prácticas de vertedero más respetuosas con el medio ambiente podrían afectar nuestra capacidad para reducir las emisiones de acuerdo con el objetivo de evitar un aumento de temperatura de 2 grados para 2050.

Además, ha encontrado que si las tendencias pasadas continuaban, las emisiones aumentarían levemente desde el nivel de 2012 a 736 toneladas métricas en 2050, y los esfuerzos para reducir las emisiones compensarían la mayor demanda de papel.

Un programa radical de reciclaje, con los vertederos y los usos de la energía en el mismo camino, aumentaría esto aún más en un 10%, con ahorros debidos a una disminución en el uso total de energía superados por un aumento en el uso de electricidad con alto contenido de carbono.

Por otro lado, la modernización radical de las prácticas de los vertederos reduciría las emisiones a 591 toneladas métricas, mientras que el cambio a las energías renovables, con las prácticas de reciclaje y vertederos manteniéndose en el camino estándar, reduciría las emisiones en un 96% a 28 toneladas.

Los investigadores explican que, si bien el reciclaje de papel puede salvar árboles y proteger las reservas de carbono forestal, se desconoce el alcance de esto debido a la falta de comprensión de la reserva mundial de carbono forestal y las causas interrelacionadas de la deforestación. Por lo tanto, el análisis asume que el reciclaje no perjudica ni beneficia a los bosques.

Fuente:
https://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-reciclar-papel-puede-ser-util-clima-solo-si-realiza-energia-renovable-estudio-20201019170043.html


viernes, 16 de octubre de 2020

Día mundial de la alimentación 2020



Desde 1979 y por iniciativa de la FAO, cada 16 de octubre se conmemora el día mundial de la alimentación, con el objetivo de disminuir el hambre que a día de hoy afecta a millones de personas en todo el planeta.

La alimentación es uno de los derechos que se consideran inalienables, porque se tiene por el solo hecho de existir y legalmente, los alimentos no pueden serles negados a nadie. Está contemplado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en todas las normativas que rigen a cada nación, por lo que cada vez que alguien padece hambre en el mundo es porque de una u otra forma, se están vulnerando sus derechos fundamentales.

El hambre es un problema endémico, que en ciertas partes del mundo ha llegado a traspasar todos los limites previsibles. Mientras en los países desarrollados se desperdician toneladas de comida, en los menos favorecidos la gente se muere literalmente, por no tener nada que llevarse a la boca.

Desde hace varios años, la cifra de personas que padecen hambre en el mundo, es decir que no tienen la posibilidad de satisfacer las necesidades dealimentación más básicas, crece sin parar y se estima que, con la crisis económica provocada por la COVID 19, estos datos se dispararán, afectando a nuevos sectores poblacionales.

Según los últimos datos, 1 de cada 9 personas padece de hambre en algún lugar del mundo, con el continente africano a la cabeza, seguido de Asia y América Latina y el Caribe. Pero en los países más industrializados también se siente este flagelo y aunque la proporción sea muchísimo menor es un dato que no debería tomarse a la ligera.

Casi 1000 millones de personas en el mundo (casi 1 de cada 8) deben sobrevivir con menos de 1€ al día, esto implica que, aunque haya buenos alimentos a su alcance, les es imposible adquirirlos y deben conformarse con los de menor calidad y hasta con desechos. Los niños y los ancianos son en todas las sociedades, los sectores más vulnerables y, por tanto, los más propensos a morir de inanición o a padecer afecciones relacionadas con la desnutrición severa.

Todo enfrentamiento bélico entre una o más naciones y toda crisis económica, que afecte a determinadas zonas específicas, tienen como consecuencia la huida de miles de habitantes, que lo dejan todo atrás con el único objetivo de sobrevivir. Esos desplazados suelen llevar consigo un mínimo de pertenencias, al carecer de medios de vida suficientes, acaban dependiendo de las ayudas humanitarias para poder alimentarse cada día.

Los “refugiados climáticos” ya son una realidad. Hay islas que han desaparecido de la Tierra (y otras que van en el mismo camino) por la suba del nivel del mar, cuya población ha tenido que ser anexada por países vecinos. La desertización, la falta de agua potable, la contaminación, etc. son factores que, también por causa del cambio climático obligaran a millones de personas a migrar, con la consiguiente carga de pobreza y hambre que ello conlleva.

Cada año se propone un tema de discusión, que a su vez también actúa como objetivo y que permite visualizar algún aspecto relacionado con el problema del hambre mundial. En esta ocasión se ha elegido:Cultivar, nutrir, preservar. Juntos, un indicativo de cuáles podrían ser las opciones que ayuden a acabar con este mal.

La pandemia provocada por la COVID 19 se suma a la larga lista de factores, que inciden negativamente en la existencia de tantos individuos famélicos en el mundo entero. El lema de este año pretende ser un llamado solidario a nivel mundial, con el objetivo no solo de dar de comer a los hambrientos, sino de hacerlo con alimentos sanos y nutritivos.

Pero si bien la prioridad es paliar el hambre, este lema apunta a que en las sociedades más desarrolladas debería haber tambien un cambio drástico en las dietas, para prevenir un gravísimo problema que es la obesidad (y las diversas patologías asociadas a ella), que puede afectar negativamente al resto de la existencia del individuo.

Cultivares muy importante, porque es la manera más inteligente de producir alimentos y una actividad que está al alcance de muchísimas mas personas de lo que creemos a priori. Participar en la creación y cuidado de huertos colectivos o plantar en macetas o en pequeños terrarios caseros, es una forma muy eficaz de ser parte de la solución.

Nutrirno solo implica comer, sino que resulta básico hacerlo de forma balanceada y equilibrada. Para ello es fundamental ingerir una gran variedad de alimentos: vegetales, frutas, carnes (excepto si se es vegetariano), cereales, etc. con el fin de que aporten al cuerpo todos los nutrientes necesarios.

El término Preservar apunta directamente a disminuir de manera drástica y radical, la cantidad de alimentos que se desperdician en ciertas partes del mundo, cuando en la otra punta del globo terráqueo la gente se muere de hambre. Esa desigualdad de oportunidades de acceder a los alimentos debe desaparecer.

Y finalmente la condición necesaria para que haya un progreso real y sostenible es que, los cambios se hagan de manera coordinada, con una participación masiva y que cuenten con la implicación de la mayor cantidad de personas posible. Por ello, la única forma de alcanzar estos objetivos es hacerlo Juntos.

Fuente:
https://www.ecoticias.com/sostenibilidad/205461/Dia-mundial-de-la-alimentacion-2020

Carburos metálicos incorpora la energía renovable a su ciclo de producción y reduce sus emisiones CO2



Carburos Metálicos, compañía especialista en el sector de gases industriales y medicinales, forma parte del Grupo Air Products, ha adoptado, dentro de su estrategia de sostenibilidad, el uso de energías renovables con la compra de Garantías de Origen (GdO[i]) destinadas al consumo eléctrico dentro de su ciclo de producción. La proporción de consumo eléctrico proveniente de fuentes de energía renovable en las plantas de producción de Carburos Metálicos se incrementará de manera significativa en 2021 evitando un importante volumen de emisiones de CO2.

En el marco de su estrategia de sostenibilidad, la compañía amplía de este modo su compromiso medioambiental para hacer su gestión empresarial más sostenible de acuerdo con sus tres ejes principales de actuación: ‘Crecer, Conservar y Cuidar’. Asimismo, esta iniciativa está alineada con el nuevo objetivo de sostenibilidad del Grupo Air Products, denominado ‘Third by ‘30’, que consiste en reducir un tercio sus emisiones de CO2 de aquí a 2030 en comparación con los niveles de 2015. Para hacerlo posible, una de las oportunidades que se presentan es la compra de energía renovable.

El objetivo ‘Third by ‘30’, recientemente anunciado por Air Product, está alineado igualmente con su principal propósito corporativo en el que empleados de todo el mundo trabajan unidos para desarrollar soluciones innovadoras que aborden los principales retos energéticos y medioambientales. Los impulsores clave para lograr esa meta incluyen iniciativas de captura de CO2, proyectos bajos y libres de CO2, la excelencia operativa y un incremento en el uso de energía renovable. En 2019, el 23% del consumo eléctrico del Grupo provenía de fuentes renovables (datos extraídos del ‘Informe de Sostenibilidad 2020’).

Esta decisión hace posible también que Carburos Metálicos aumente el beneficio medioambiental de sus productos e instalaciones y supone un paso efectivo en el camino hacia la transición energética. Además, es una contribución activa a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y de manera destacada el ODS 7: Energía asequible y no contaminante.

Carburos Metálicos realiza continuamente inversiones para mejorar la eficiencia energética de sus plantas. Este esfuerzo, centrado principalmente en las áreas de equipos de producción, torres de refrigeración y rutinas de control, ha permitido reducir los megavatios de electricidad y el consumo de agua por tonelada de gases producida. De igual modo, a corto plazo está prevista la instalación de paneles solares que proporcionarán directamente buena parte de la energía requerida por los centros de envasado de gases comprimidos.

En línea con el compromiso integral de Carburos Metálicos con la sostenibilidad, la compañía ha introducido mejoras en otros ámbitos gracias a la adopción de la ISO 50001 que ha dotado a las plantas de separación de aire de un sistema de gestión energética. Este compromiso comprende también un plan para renovar su flota de vehículos de transporte y la optimización de las rutas de distribución que ha permitido reducir las emisiones de CO2 en los últimos años. A ello se suman proyectos tan innovadores como el desarrollado en la planta de Telde que permite captar y procesar el CO2 emitido por una fábrica de vidrio colindante para darle nuevos usos sostenibles.

“La sostenibilidad está en el centro de la estrategia de Carburos Metálicos y la adquisición de GdO es un hecho que demuestra que la sostenibilidad guía nuestras actividades”, ha comentado Miquel Lope, director general de Carburos Metálicos. Miquel Lope también ha añadido que: “El compromiso que hemos adquirido al adoptar los principios de la ISO 26000 es el de dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes, proveedores, distribuidores, empleados, las comunidades y los grupos de interés con los que interactuamos. Con el impulso a la transición energética, también queremos inspirar a otras empresas para que tomen medidas inmediatas que afronten desafíos como la reducción de su huella de carbono”.

Fuente:
https://www.interempresas.net/Farmacia/Articulos/316331-Carburos-Metalicos-incorpora-energia-renovable-ciclo-produccion-reduce-emisiones-CO2.html

jueves, 15 de octubre de 2020

La energía solar se convertirá en nueva reina de los mercados eléctricos mundiales




Se espera que la energía solar sea el nuevo "rey de los mercados de electricidad" en los próximos 10 años, con una tasa de crecimiento aproximada del 12%, según reveló el martes el informe World Energy Outlook (WEO) 2020 de la Agencia Internacional de Energía (IEA).

El informe encontró que las energías renovables crecerán rápidamente en los cuatro escenarios energéticos futuros propuestos por la IEA, con la energía solar en el centro de esta nueva constelación de tecnologías de generación de electricidad.

Según el informe, la energía solar fotovoltaica (FV) es actualmente más barata que las nuevas centrales eléctricas de carbón o gas en la mayoría de los países, esto debido al apoyo de políticas y tecnologías que permiten un acceso barato a capital para energías renovables en los principales mercados.

Se espera que la demanda de petróleo caiga en promedio un 8% y el carbón un 7% este año, mientras se estima que la capacidad de energía solar por año se expanda en un promedio del 12%, lo que corresponde a 280 gigavatios de capacidad adicional anual.

"Veo que la energía solar se convertirá en el nuevo rey de los mercados eléctricos del mundo. Según la configuración de las políticas actuales, está en camino de establecer nuevos récords de implementación cada año después de 2022", señaló el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol.

El informe WEO-2020 evidenció que el fuerte crecimiento de las energías renovables debe ir acompañado de una sólida inversión en sistemas de redes eléctricas, ya que estos demostrarán ser un eslabón débil en la transformación del sector energético sin una inversión suficiente.

"Si los Gobiernos y los inversores intensifican sus esfuerzos de energía limpia en línea con nuestro escenario de desarrollo sostenible, el crecimiento tanto de la energía solar como de la eólica sería aún más espectacular y enormemente alentador para superar el desafío climático del mundo", señaló el ejecutivo.

Se prevé que la demanda mundial de electricidad crezca un 20% hasta 2030; de este las energías renovables cubrirán el 80%, según el informe, que destacó el papel principal de la energía hidroeléctrica como la fuente renovable más grande de energía y la energía solar como la principal fuente de crecimiento, seguida de la energía eólica terrestre y marina.

El informe atribuyó la enorme caída en la demanda e inversiones mundiales de energía debido a la crisis generada por la pandemia de la COVID-19, que ha causado más trastornos que cualquier otro evento en la historia reciente.

Birol afirmó que a pesar de una caída récord en las emisiones de carbono globales este año, el mundo está lejos de hacer lo suficiente para ponerlas en un declive decisivo.

Para el director ejecutivo de la AIE la recesión económica sólo suprimió las emisiones temporalmente. Así mismo, el ejecutivo agregó que un crecimiento económico bajo no es una estrategia para bajas emisiones, sino que solo serviría para empobrecer aún más a las poblaciones más vulnerables del mundo.

Birol recomendó que solo mediante cambios estructurales más rápidos la forma en que se produce y consume la energía romperá la tendencia de las emisiones para siempre.

“Los Gobiernos tienen la capacidad y la responsabilidad de tomar medidas decisivas para acelerar la transición a la energía limpia”, destacó.

Los confinamientos nacionales en varios países para evitar la propagación de COVID-19 fueron citados por la AIE como la principal razón en la disminución de la demanda mundial de energía.

"Se prevé que las emisiones globales se recuperen más lentamente que después de la crisis financiera de 2008-2009, pero el mundo todavía está muy lejos de una recuperación sostenible", según la AIE.

Para contrarrestar el aumento de las emisiones, la Agencia recomendó un cambio radical en la inversión en energía limpia, que ofrecería una forma de impulsar el crecimiento económico, crear empleos y reducir las emisiones.

"Este enfoque aún no ha aparecido de manera prominente en los planes propuestos hasta la fecha", resaltó el informe, excepto para la UE, el Reino Unido, Canadá, Corea, Nueva Zelanda y algunos otros países.

De acuerdo con el informe, los esfuerzos de reducción de emisiones deben centrarse en la infraestructura energética existente, como plantas de carbón, acerías y fábricas de cemento, o de lo contrario, los objetivos climáticos internacionales quedarán fuera de su alcance independientemente de las acciones en otras áreas.

"Un nuevo análisis detallado en el WEO-2020 mostró que si la infraestructura energética actual continúa funcionando de la misma manera que lo ha hecho hasta ahora, se mantendría el aumento de temperatura de 1,65 grados Celsius", explicó el texto de la AIE.

El informe enfatizó la necesidad de poner la inversión en energía limpia en el centro de los paquetes de recuperación económica para que el mundo pueda estar en camino hacia un sistema de energía resiliente el cual pueda cumplir con los objetivos climáticos.

Según el WEO, las inversiones mundiales en energía también disminuirán en un 18% este año debido a la menor demanda, las incertidumbres económicas y los débiles balances de las empresas.

En uno de los cuatro escenarios presentados en el informe WEO, el escenario de políticas declaradas, que refleja las intenciones y los objetivos de política anunciados, la demanda mundial de energía recupera su nivel anterior a la crisis a principios de 2023, pero esta recuperación se generará hasta 2025 en el hipotético caso de que la pandemia se prolongue.

"Un crecimiento más lento de la demanda reduce las perspectivas de los precios del petróleo y el gas en comparación con las tendencias anteriores a la crisis. Pero las grandes caídas en la inversión aumentan el riesgo de volatilidad futura del mercado", subrayó el informe.

Fuente:
https://www.trt.net.tr/espanol/economia/2020/10/14/la-energia-solar-se-convertira-en-nueva-reina-de-los-mercados-electricos-mundiales-1509051