lunes, 23 de mayo de 2022

Alemania toma medidas para reducir el consumo de combustible: abono mensual de 9 euros para todo el transporte público






















El billete de verano será válido en los trenes de cercanías y regionales, los autobuses, así como en la U-Bahn y la S-Bahn

El Parlamento alemán aprueba el polémico billete de 9 euros para ayudar a los ciudadanos a hacer frente a la subida de los precios del combustible. La medida prevé la introducción de un abono mensual para todo el transporte público, incluidos los trenes y autobuses urbanos, por sólo 9 euros.

El abono estará disponible desde el 23 de mayo hasta finales de agosto y costará al gobierno alemán 2.500 millones de euros. La política es bien recibida por muchos ciudadanos y, según describen fuentes gubernamentales, es una especie de ensayo para el futuro, ya que el país intenta avanzar hacia políticas más respetuosas con el clima.

Este billete parece inspirada en una iniciativa austriaca del año pasado, cuando introdujeron el billete climático. Aunque en el caso de Austria, el billete no tenía un precio tan reducido, sí cubría el transporte en todo el país y fue aclamado como una mejora hacia opciones de viaje más sostenibles durante el verano.

Con un único billete, los ciudadanos podrán utilizar todos los medios de transporte público de Alemania, incluidos los autobuses, los U-Bahns, los S-Bahns, los tranvías y los trenes locales y regionales de la Deutsche Bahn. Las excepciones son los servicios de transporte de larga distancia, como los trenes ICE, IC y EC de Deutsche Bahn, FlixTrains y FlixBuses.

Sin embargo, el billete sólo será válido durante el mes natural correspondiente, lo que significa que si lo compra a mediados de julio, sólo funcionará hasta el final del mes. A pesar de este pequeño inconveniente, el billete de 9 euros es una ganga en comparación con la mayoría de las ofertas similares. Sólo en Berlín, por ejemplo, un viaje sencillo cuesta 3 euros.

La tarifa reducida también cubrirá los abonos de larga duración y los operadores de transporte reducirán la cuota mensual a 9 euros mientras dure la medida.

El billete de 9 euros pretende conseguir dos cosas. Una: espera reducir los precios de los desplazamientos tanto para los usuarios habituales del transporte público como para los propietarios de automóviles. La segunda, convencer a más personas de que se pasen al transporte público, dándoles a conocer esta forma de viajar. Esta parte se dirige específicamente a las personas monomodales, es decir, las que sólo utilizan el coche personal para viajar.

En términos de reducción de los precios de los viajes para los consumidores, la medida es bastante bien recibida por el público alemán, según muchos informes. Las tarifas mensuales de viaje para una familia de tres miembros serían tan bajas como 27 euros, lo cual es, cuando menos, novedoso.

Sin embargo, la política en sí ha sido objeto de críticas en el Senado alemán, especialmente por parte de algunos estados. La principal crítica que se hace a la propuesta es que supondría un agujero en los presupuestos de las empresas de transporte público, que luego tendrían que compensar con una subida de precios.

Otro punto es que los operadores de líneas no pueden aumentar la capacidad en tan poco tiempo, para hacer frente a una supuesta afluencia de pasajeros. Los críticos también han señalado que el billete no contribuirá a reducir el uso del coche en las zonas rurales, ya que la gente de allí opta por el transporte público porque hay muy poco.

Fuente:
https://ecoinventos.com/alemania-toma-medidas-para-reducir-consumo-combustible/


miércoles, 18 de mayo de 2022

Sistemas solares híbridos, los paneles más eficientes del mundo se fabrican en España
















En la actualidad existen paneles solares fotovoltaicos que producen electricidad y térmicos que producen agua caliente, todo esto aprovechando la energía del sol. En un panel solar híbrido aúnan en la misma placa la parte solar fotovoltaica y térmica.

En los paneles térmicos, el sol incide en la superficie del panel, y el agua que circula por el interior es calentada por transferencia de calor.

En los paneles fotovoltaicos, el sol incide sobre unas células que transforman la energía solar en electricidad, normalmente son de silicio y hay de dos tipos: Monocristalinas y policristalinas.

Los paneles solares híbridos aúnan en el mismo panel la parte solar fotovoltaica y térmica, uniendo así ambas tecnologías, y obteniendo mayor energía en menor superficie.

Las ventajas principales de estos paneles de última generación, es que pueden producir más electricidad que un panel fotovoltaico, ya que gracias a la parte térmica, se refrigeran las células fotovoltaicas. Otra ventaja importante es que ocupan la mitad de espacio que un térmico y un fotovoltaico por separado, siendo idóneo para cubiertas con poco espacio.

Además los tiempos de instalación al ser menos paneles se ven reducidos.

Después de ver que son y sus ventajas vamos a ver un caso práctico poniendo este tipo de paneles solares.

En este artículo se presenta un ejemplo en el que se integra en un hotel de 4 estrellas con 400 camas ubicado en Baleares, esta tecnología solar innovadora: paneles solares híbridos.

Esta tecnología genera simultáneamente electricidad y agua caliente con un único panel, generándose más energía en el espacio disponible.

Un mayor ahorro energético significa un mayor ahorro económico, que es la clave para que esta tecnología ofrezca soluciones rentables como el caso que se presenta.

Este hotel, además del consumo de agua caliente sanitaria (ACS) para duchas, tiene otros consumos de agua caliente destinados al restaurante y a la lavandería. Se dispone de una piscina en la cual se puede disipar el excedente de calor en los momentos en los que la producción sea mayor que el consumo. Como sistema auxiliar el hotel dispone de una caldera cuyo rendimiento es del 75% (medido en salida de humos) que aporta el calor necesario para cubrir la demanda térmica del hotel.

La demanda térmica diaria se divide en 22.000 litros para duchas y 5.000 litros para otros usoscomo: lavandería y restaurante. El precio al que se paga el combustible es de 0,07 €/kWh y el término variable eléctrico es de 0,062 €/kWh.

El periodo de apertura de este hotel es de marzo hasta octubre. Se dispone de una cubierta plana con espacio suficiente para ubicar 170 paneles híbridos modelo aH60 que suponen 280 m2 de superficie de captación. Con ellos, la potencia fotovoltaica es de 40,8 kWp (35,7 kW nominales) y 170 kW térmicos.

La producción térmica anual de esta instalación es de 229.904 kWh/año y la generación fotovoltaica de 62.360 kWh/año. Esta producción energética conlleva unos ahorros económicos anuales de 25.902 € y una reducción de emisiones de 83.475 kg de CO2 anuales.

El coste de inversión de esta instalación (totalmente instalada y en funcionamiento) es de 156.205 €. Como consecuencia el periodo de amortización de la inversión es de 5,4 años.

Al final de la vida útil de dicha instalación (estimada en 25 años) el flujo de caja acumulado es de 1.106.681 €.

Estos resultados muestran que el uso de paneles solares híbridos en el sector hotelero puede ser muy interesante si se cumplen tres requisitos clave que se dan habitualmente en nuestro país: disponer de mucha irradiación, tener grandes consumos energéticos y tener elevados precios de energía.

En este caso, no solo la inversión se recupera en un corto plazo, sino que se consigue que los gastos derivados del consumo energético del hotel se vean reducidos, y como consecuencia aumenta la competitividad del negocio y la reducción de emisiones.

Uno de los aspectos más importantes de este proyecto es que dispone de un sistema de monitorización, que informa en tiempo real de la producción y ahorro conseguido. Esta información es muy importante por tres razones: la propiedad sabe el ahorro económico conseguido, el cliente ve las emisiones de CO2 evitadas, transmitiéndole una imagen de sostenibilidad del hotel y, por último, el personal de mantenimiento ve las condiciones de trabajo de la instalación, pudiendo actuar en caso de que alguno de los valores se salga del rango recomendado.

El porcentaje de autoconsumo fotovoltaico es cercano al 100% debido a que las curvas de demanda horaria del hotel son notablemente superiores a las de producción. Sin embargo, en aquellos momentos en los que la producción pueda ser mayor que el consumo, el inversor fotovoltaico limitará la producción eléctrica mediante un sistema de inyección cero, evitando que la producción pueda ser vertida a la red. En estos casos, la cantidad de energía eléctrica que no generan los paneles conllevará un incremento en la producción térmica automáticamente. Esto se debe a que los paneles fotovoltaicos convencionales cuando producen electricidad trabajan a una temperatura y cuando no producen electricidad ven aumentada su temperatura.

Los paneles híbridos consiguen recuperar el calor que un panel fotovoltaico cede al ambiente, por lo que en los paneles híbridos, en vez de aumentar la temperatura de la célula cuando el inversor limita la producción, ceden calor al fluido que circula por su interior y en consecuencia lo aprovechan para calentar el agua que será consumida posteriormente en el hotel.

En la actualidad el modelo aH60 que fabrica Abora es el panel solar híbrido con mayor rendimiento global (térmico más fotovoltaico) del mercado. La clave para que el modelo aH60 sea líder del mercado es el I+D continuo que se realiza en su “L’ABORAtorio”.

En el vídeo puedes ver la instalación de 240 paneles solares híbridos en el Hotel Iberostar Las Dalias (Tenerife).

Fuente:
https://ecoinventos.com/sistemas-solares-hibridos/


La moto eléctrica 2WD Ultra Bike almacena en sus enormes ruedas el combustible para ampliar su autonomía


















Esta motocicleta modular está fabricada para enfrentarse a cualquier reto, con motores eléctricos de gran par que impulsan enormes neumáticos de globo en la parte delantera y trasera. Puede cruzar el agua en modo anfibio y recorrer grandes distancias con un generador de autonomía extendida y dos enormes depósitos de combustible en las llantas.

La empresa de motocicletas eléctricas Robo.Systems construyó y probó su «Ultra Bike» en Rusia, pero el equipo nos dice que «cuando Putin empezó una guerra en Ucrania trasladamos nuestra producción a Dubai«.

Cada una de sus ruedas tiene un motor de corriente continua sin escobillas en el buje capaz de alcanzar un pico de 2 kW, o un 1 kW sostenido, seleccionado para un alto par motor dada su evidente predilección por el off-road extremo en nieve, barro y arena. La velocidad máxima es de unos modestos 48 km/h, aunque puede parecer rápida en terrenos difíciles.

El chasis es muy básico, con portaequipajes delanteros y traseros, iluminación para bicicletas, una horquilla rígida delante y una configuración de doble amortiguador extremadamente simple en un basculante de aspecto traicionero que, francamente, parecería poco diseñado en una bicicleta de montaña.

La batería no es enorme, ya que sólo lleva 1,6 kWh en un pack de LiFePo4 impermeable que está diseñado para durar más de 2.000 ciclos a temperaturas de entre -20 y 60 °C. Según la empresa, esto es suficiente para que tú y esta bestia de 55 kg recorráis unos 64 km y quizás más si cambias el modo de tracción a una sola rueda para ahorrar energía.

La Ultra Bike tiene un espacio abierto en el cuadro donde normalmente se encuentra el depósito de combustible y, si quieres, puedes equiparla con un inversor/generador de 800 vatios capaz de suministrar energía de CA o CC, ya sea para cargar la batería de la moto y ampliar su autonomía o para hacer funcionar herramientas eléctricas o cualquier otra cosa que quieras enchufar cuando llegues a tu destino.

Este generador funciona con un par de depósitos de combustible sorprendentemente grandes en las propias llantas, cada uno de los cuales es capaz de transportar unos 20 litros de líquido. Podrías llenar ambos con gasolina y disfrutar de una estupenda autonomía y resistencia, o podrías cargar uno con agua o vodka para tu campamento.

Otra opción es utilizar un pequeño inversor que pueda suministrar 1,5 kW constantes o un pico de 3 kW directamente de las reservas de la batería en forma de corriente alterna.

Para una máquina como ésta, el precio es impresionante. Con todas las opciones, incluidos los globos, el inversor y el generador, Robo.Systems está prevendiendo la Ultra Bike en Indiegogo por sólo 2.590 dólares como oferta anticipada. Si se reduce a la propia bicicleta, el precio es de 1.790 dólares. Menos que la mayoría de las bicicletas eléctricas de marca.

Fuente:
https://ecoinventos.com/2wd-ultra-bike/


Un recolector de energía de algas que alimenta por sí solo la electrónica durante un año














A medida que aumenta el número de dispositivos electrónicos, vamos a tener que ser creativos con nuestras fuentes de energía. Investigadores de Cambridge han demostrado cómo un recolector de energía de algas puede utilizar la luz solar para alimentar un microprocesador durante más de un año sin ayuda humana.

Las algas tienen una gran importancia en las tecnologías verdes del futuro, de muchas maneras diferentes. Son prometedoras para producir hidrógeno, depurar aguas residuales, eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera, formar la base de los biocombustibles y generar electricidad mediante la fotosíntesis.

El equipo de Cambridge se ha centrado en este último punto. Las algas son una eficaz célula solar natural que convierte la luz solar en energía química y el agua y el dióxido de carbono en moléculas orgánicas. En el proceso se producen electrones que pueden recogerse y utilizarse para alimentar dispositivos electrónicos.

El nuevo cosechador de energía de algas colocó una especie de algas verde-azules en un pequeño recipiente con algo de agua, siendo toda la unidad tan grande como una pila AA. Los electrones son recogidos por un electrodo de aluminio y transportados para hacer funcionar un Arm Cortex M0+, un microprocesador de bajo consumo que se utiliza habitualmente en los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT).

Los investigadores dejaron el sistema funcionando en un entorno «doméstico» en condiciones «semiexteriores» (como en un porche), donde produjo electricidad de forma fiable para el microprocesador a largo plazo. El artículo sólo describe los primeros seis meses, pero el equipo afirma que sigue funcionando después de un año de inactividad.

El equipo afirma que el dispositivo fue capaz incluso de seguir produciendo electricidad durante un tiempo en la oscuridad, lo que sugiere que las algas pueden almacenar parte de su «alimento» para procesarlo más tarde.

El cosechador de energía a base de algas no genera una gran cantidad de energía, pero es suficiente para los dispositivos del Internet de las Cosas, que cada vez son más numerosos.

Fabricados con componentes baratos y comunes, y con una duración mucho mayor que la de las baterías de litio tradicionales, estos dispositivos podrían constituir una fuente de energía más respetuosa con el medio ambiente, sobre todo en zonas remotas.

Fuente:
https://ecoinventos.com/recolector-de-energia-de-algas-cambridge/


«Energy Ink», la batería autocargable que genera electricidad a partir de la humedad
















Según algunos investigadores, la mitad de la energía solar que baña la Tierra en calor se destina a un solo proceso: la evaporación del agua que cubre alrededor del 71% de nuestro mundo. Ahora, la empresa australiana Strategic Elements quiere recuperar esa energía, y está trabajando con la Universidad de Nueva Gales del Sur y el CSIRO para desarrollar una tecnología de baterías flexibles y autocargables que cosechan la energía eléctrica de la humedad del aire para alimentar directamente los dispositivos sin necesidad de enchufarlos.

Se ha aumentado la capacidad de carga eléctrica desde el rango de los miliamperios-hora hasta los amperios-hora. Strategic Elements ha bautizado esta tecnología como «Energy Ink», afirma que no es inflamable y que está creada con materiales seguros, ecológicos y sostenibles, y que puede imprimirse en plástico flexible.

Uno de los mercados a los que se dirige es el de los dispositivos de fitness alimentados por baterías. El cuerpo humano produce mucha humedad a lo largo del día, como habrás comprobado, sobre todo cuando haces ejercicio.

La empresa afirma que esta tecnología alimentada por la humedad ya produce energía más que suficiente para hacer funcionar «la mayoría de los dispositivos existentes en el gran mercado de los parches electrónicos para la piel, que asciende a 10.000 millones de dólares«, y que espera tener un prototipo en funcionamiento en el tercer trimestre de este año para probar que puede hacer el trabajo, alimentando dispositivos que nunca necesitan ponerse en un cargador que no sea su propia piel sudada.

Strategic Elements no da muchos detalles, salvo que utiliza óxido de grafeno y que se está desarrollando en colaboración con UNSW y CSIRO.

Así que sí, aunque no sabemos lo cerca que está esta investigación del producto Energy Ink, parece que las promesas de la empresa están dentro de los límites de lo posible, y dependiendo de lo bien que este equipo interactúe con la piel humana y el sudor salado, podría empezar a aparecer una gama de productos electrónicos vestibles «Powered by Moisture» en los próximos años.

Strategic Elements afirma que su paquete de baterías de humedad de amperios-hora mide unos 36 cm2. Intentará fabricar una unidad de prueba de 100 cm cuadrados en un par de meses, y dice que la UNSW tiene una impresora capaz de producir una matriz de hasta 3 m2.

Fuente:
https://ecoinventos.com/energy-ink/


Estudiante crea un sistema que filtra los microplásticos del agua














Un estudiante brasileño de 16 años ha creado un sistema de filtración de bajo coste que puede instalarse en las plantas de tratamiento de agua.

Los estudios demuestran que el agua tratada que consumimos ya contiene microplásticos, partículas de menos de 5 milímetros que pueden transportar metales pesados, perjudiciales para los seres humanos y los animales. Al consumir agua con estos microplásticos, una persona puede ingerir unas 120.000 partículas al año.

El estudiante Gabriel Fernandes Mello Ferreira, del Colégio São José, en Itajaí (Brasil), ha creado un sistema de filtrado que demostró ser 100% eficiente para retenerlos. Tan eficiente que será usado por una Estación de Tratamiento de Agua, responsable del 70% del abastecimiento de Itajaí y Navegantes.

Explica que los microplásticos se generan por un proceso similar al de la meteorización, cuando las rocas y sus minerales sufren cambios físicos y químicos provocados por factores como el clima y el relieve. Aplicado al plástico, los residuos desechados incorrectamente se descomponen en pequeños trozos hasta convertirse en partículas diminutas. Estas partículas acaban pasando al agua de los ríos, de las presas, desde donde se capta el agua para su tratamiento y consumo.

Según Gabriel, el proceso de tratamiento convencional tiene varios pasos, como la decantación, la filtración, la desinfección y la fluoración, que eliminan las impurezas del agua, pero no hasta el punto de retener los microplásticos.

El estudiante recuerda que durante su investigación se sorprendió al descubrir que una persona puede consumir hasta 121.000 partículas de microplástico al año.

Con la ayuda de los profesores Fernanda y Lenon, el alumno desarrolló un mecanismo de retención de microplásticos que puede aplicarse fácilmente en las Plantas de Tratamiento de Agua.

Con la pandemia, no fue posible probar el filtro en las plantas de tratamiento y la solución encontrada fue construir un modelo más pequeño para simular los resultados en un acuario. El filtro resultó ser muy eficaz y filtró casi todas las partículas de plástico durante la simulación.

El mecanismo puede incorporarse fácilmente al proceso de tratamiento del agua en la EDAR, ya que no es necesario realizar renovaciones estructurales. La instalación es sencilla y el coste muy económico.

El proyecto del sistema de filtrado de microplásticos es uno de los finalistas de la 19ª edición de la Feria Brasileña de Ciencia e Ingeniería (FEBRACE 2021), que se celebra entre el 15 y el 26 de marzo a través de la Plataforma Virtual FEBRACE.

Se expondrán un total de 345 proyectos elaborados por 716 alumnos de 295 escuelas primarias, secundarias y técnicas de todo el país, con la participación de 482 profesores, que actuaron como directores de proyectos.

Fuente:
https://ecoinventos.com/sistema-filtracion-microplasticos-del-agua/


Ósmosis inversa discontinua, agua potable del mar de forma mucho más eficiente
















Un gran avance en la ósmosis inversa podría conducir a la desalinización de agua de mar más eficiente desde el punto de vista energético.

La obtención de agua dulce a partir del agua de mar suele requerir enormes cantidades de energía. El proceso más extendido para la desalinización se llama ósmosis inversa, que funciona haciendo fluir el agua de mar sobre una membrana a alta presión para eliminar los minerales.

Ahora, ingenieros de la Universidad de Purdue han desarrollado una variante del proceso denominada «ósmosis inversa discontinua«, que promete una mayor eficiencia energética, una mayor vida útil del equipo y la capacidad de procesar agua de una salinidad mucho mayor.

La ósmosis inversa se usa en muchos países; en lugares como Oriente Medio, más de la mitad del suministro de agua potable procede de instalaciones de desalinización. Pero para mantener el alto nivel de presión necesario para el proceso -hasta 70 veces la presión atmosférica- una planta de desalinización consume mucha energía.

Durante su trabajo de doctorado en el MIT, Warsinger desarrolló por primera vez la idea de la «ósmosis inversa por lotes». En lugar de mantener un flujo constante de agua de mar a esos altos niveles de presión, un proceso por lotes toma una cantidad determinada de agua a la vez; la procesa; la descarga; y luego repite el proceso con el siguiente lote.

Aunque algunas plantas desalinizadoras han intentado usar técnicas de semilotes, ninguna ha implantado nunca un sistema de lotes completos, en parte debido a las pausas entre lotes.

Este nuevo proceso usa un tanque de pistón, un recipiente de alta presión con un pistón en el centro. Mientras un lado del pistón envía agua de mar al circuito de procesamiento, el otro lado del pistón se llena simultáneamente con el siguiente lote de agua de mar en la cola. Cuando el proceso de un lote finaliza, el pistón inyecta sin problemas el siguiente lote de agua de mar en el sistema mientras llena simultáneamente su otro lado con el siguiente lote de agua de mar en la cola, y el proceso se repite continuamente.

Córdoba también desarrolló los modelos hidráulicos teóricos usados en el trabajo.

El laboratorio de Warsinger ha usado este desarrollo de lotes de doble acción para impulsar varios nuevos avances en desalinización. Abhimanyu Das, estudiante de doctorado en ingeniería mecánica de Purdue, ha publicado una investigación que describe una variante del proceso denominada «ósmosis inversa de contraflujo por lotes». Mediante la recirculación de determinadas concentraciones de agua a ambos lados de la membrana, el proceso de Das se muestra como el proceso de desalinización más eficiente desde el punto de vista energético para el agua de alta salinidad, al tiempo que requiere menos componentes. Y el estudiante de máster de Purdue Michael Roggenburg ha publicado una investigación que demuestra que una combinación de ósmosis inversa por lotes y energía renovable podría suministrar agua dulce a toda la frontera de 1.954 millas entre Estados Unidos y México.

Fuente:
https://ecoinventos.com/osmosis-inversa-discontinua/


Comienza a trabajar la mayor planta de reciclaje de baterías de Europa














El reciclaje de baterías es un tema muy importante del que hemos hablado muchas veces. Con el desarrollo de la e-movilidad, que conlleva un uso cada vez mayor de las baterías, varias empresas están trabajando en la creación de fábricas para reciclar las baterías que han llegado al final de su ciclo de vida, con el fin de recuperar importantes materias primas que pueden volver a utilizarse para producir nuevas baterías.

Y sobre este tema llega una noticia muy importante. De hecho, la mayor planta de reciclaje de baterías de Europa, construida por la empresa conjunta entre Northvolt e Hydro, ha entrado en funcionamiento.

La planta, llamada Hydrovolt, está situada en Fredrikstad, en el sur de Noruega.

Según los informes, esta fábrica es capaz de procesar unas 12.000 toneladas de baterías al año(lo que equivale a unas 25.000 baterías).

Gracias a la tecnología de reciclaje utilizada en esta planta, se puede recuperar hasta el 95% de los materiales de las baterías, como plástico, cobre, aluminio y la llamada «masa negra», un compuesto que contiene níquel, manganeso, cobalto y litio.

Además, la fábrica cuenta con un sistema que recupera el «polvo» que suele perderse durante el reciclaje.

Definitivamente son números muy interesantes. Sin embargo, la empresa conjunta quiere hacer mucho más. De hecho, según los informes, el objetivo es poder procesar 70.000 toneladas de baterías al año para 2025 y 300.000 toneladas de baterías al año para 2030, lo que equivale a unas 150.000 baterías en 2025 y 500.000 en 2030.

Las materias primas recuperadas reducirán la dependencia de la minería como principal fuente de materias primas para las baterías.

Estas actividades de reciclaje de baterías contribuirán directamente a la sostenibilidad de la industria de las baterías y son necesarias para cumplir la nueva normativa europea que regula la producción de baterías, incluidos los próximos objetivos obligatorios de reciclaje.

Esta fábrica también será muy importante para Northvolt, que se propone fabricar sus celdas de batería utilizando un 50% de material reciclado para 2030.

Northvolt, recordamos, ha conseguido contratos de baterías por valor de más de 50.000 millones de dólares con clientes clave, como BMW, Fluence, Scania, Volkswagen, Volvo y Polestar.

Fuente:
https://ecoinventos.com/hydrovolt/


Wattle Bank, la casa modular solar australiana construida con 3 contenedores marítimos
















Esta pequeña casa en Wattle Bank, Australia, está formada por tres contenedores de transporte de 20 pies.

Aunque la reducción de nuestra huella de carbono requiere dejar de lado muchas comodidades, también deja espacio para los placeres de la vida más sencillos.

Tener más espacio verde permite cultivar y cosechar más plantas. Para una pareja australiana, Amy Plank y Richard Vaughan, la reducción de tamaño significó desprenderse de las obligaciones domésticas para tener la libertad de hacer surf, cultivar un huerto y disfrutar de la naturaleza cuando y como quieran.

Con la esperanza de hacer realidad su sueño de un estilo de vida sostenible y reducido, Plank y Vaughan encontraron la libertad que esperaban en la arquitectura de contenedores marítimos.

Situada en una parcela de la granja de los padres de Amy, la casa Wattle Bank de la pareja fue diseñada y construida por la empresa de construcción de casas modulares Modhouse, fundada por los padres de Amy, Mark y Melissa Plank.

Cada contenedor de 20 pies que compone la pequeña casa se conecta entre sí a través de pasillos integrados.

Estos pasillos también ayudan a aprovechar al máximo el espacio vital disponible al albergar cuartos de servicio, como la lavandería y la entrada.

En toda la casa, las entradas y los ventanales del suelo al techo dan la sensación de que se vive en el interior y al aire libre, añadiendo también algo de espacio extra al interior y aprovechando la energía solar pasiva.

Aunque las amplias ventanas y aberturas consiguen crear una transición fluida entre el exterior y el interior, la casa se equipó debidamente para proteger los espacios interiores de una excesiva luz solar.

Las extensiones del tejado, que están separadas, ayudan a aumentar el cociente de eficiencia térmica de la casa. Con una calificación de 7,1 estrellas, la eficiencia energética de la casa se consigue gracias a los tejados elevados y al revestimiento exterior Colorbond, recubierto con capas de aislamiento térmico.

Mientras que el revestimiento metálico exterior contribuye a proteger la casa de los elementos naturales, el interior, más suave y cálido, se consigue con el suelo de madera de roble de Tasmania y las paredes, techos y armarios de madera contrachapada Ecoply.

Al elegir todos los materiales de construcción de la casa, Vaughan y Plank dieron prioridad a su atractivo ecológico. Los materiales de bajo impacto, como la madera con certificación FSC y sin formaldehído, y el sellado natural de las paredes y los suelos contribuyen al factor de sostenibilidad general de la casa.

Además, Vaughan y Plank confiaron en los conocimientos de los comerciantes y constructores locales para reducir su huella de carbono y apoyar la economía local.

Incorpora paneles solares fotovoltaicos en el tejado para su propio autoconsumo.

Fuente:
https://ecoinventos.com/wattle-bank/


Esta escuela produce tanta energía solar para cubrir todas sus necesidades y a las 50 casas que la rodean
















Esta escuela primaria y guardería de madera en Suiza no sólo llama la atención por su arquitectura: la Escuela diseñada por el estudio de arquitectura Skop de Zúrich, también devuelve a la comunidad su exceso de producción de energía solar.

Situado en un barrio residencial, el colegio y la central eléctrica comunitaria se nutren de un conjunto de más de 1.100 paneles fotovoltaicos en el tejado que cubren por completo las necesidades de electricidad de la escuela y abastecen a otros 50 hogares.

Además, la escuela está visualmente vinculada a sus vecinos con un tejado contemporáneo en zigzag que hace referencia a los tejados inclinados de la zona.

Skop ganó un concurso internacional en 2013 para diseñar School in Port, que se basa en gran medida en principios sostenibles. El edificio se prefabricó con madera procedente de bosques gestionados de forma sostenible.

La madera, elegida por su capacidad para secuestrar carbono, también se usó en todo el interior y en el mobiliario. Todos los demás materiales de construcción se eligieron por sus propiedades no tóxicas y de bajo impacto.

La escuela ocupa una superficie de más de 16722 m2 para atender a 280 niños desde la guardería hasta la escuela primaria.

El luminoso interior está organizado en torno a una «zona de circulación central», una columna vertebral en zigzag de este a oeste y un espacio de aprendizaje abierto que se ramifica hacia aulas escalonadas y otros espacios cerrados al norte y al sur.

La flexibilidad es un tema importante del diseño interior, además de la zona de circulación multifuncional, las aulas adyacentes y los espacios de trabajo en grupo pueden conectarse a través de grandes puertas, que fomenta una variedad de metodologías de enseñanza y aprendizaje.

La Escuela ha obtenido la calificación MINERGIE-A y también está conectada a la calefacción urbana.

Fuente:
https://ecoinventos.com/school-in-port/


Un equipo de científicos chinos ha descubierto un gigantesco bosque a 192 m de profundidad














Hallan en China un sumidero gigante con un bosque en su interior. Especies desconocidas para la ciencia podrían esconderse en este enorme agujero.

Un equipo de científicos chinos ha descubierto un nuevo y gigantesco sumidero con un bosque en su fondo.

El sumidero tiene 192 m de profundidad, según la agencia de noticias Xinhua. Un equipo de espeleólogos y espeleólogos se adentraron en el sumidero el viernes 6 de mayo y descubrieron que hay tres entradas de cuevas en la sima, así como antiguos árboles de 40 m de altura que extienden sus ramas hacia la luz del sol que se filtra por la entrada del sumidero.

El descubrimiento no es una sorpresa, ya que el sur de China alberga una topografía kárstica, un paisaje propenso a la aparición de espectaculares sumideros y cuevas de otro mundo.

Los paisajes kársticos se forman principalmente por la disolución del lecho de roca. El agua de lluvia, que es ligeramente ácida, absorbe el dióxido de carbono al atravesar el suelo, volviéndose más ácida. A continuación, gotea, se precipita y fluye a través de las grietas del lecho rocoso, ensanchándolas poco a poco hasta convertirlas en túneles y huevos varios. Con el tiempo, si la cámara de una cueva crece lo suficiente, el techo puede derrumbarse gradualmente, abriendo enormes sumideros.

Debido a las diferencias locales en la geología, el clima y otros factores, la forma en que el karst aparece en la superficie puede ser dramáticamente diferente. Así, en China existe un karst increíblemente espectacular, con enormes sumideros y entradas de cuevas gigantes. En otras partes del mundo, uno camina por el karst y no se da cuenta de nada. Los sumideros pueden ser bastante discretos, de sólo uno o dos metros de diámetro. Las entradas de las cuevas pueden ser muy pequeñas, por lo que hay que colarse en ellas.

El nuevo descubrimiento tuvo lugar en la región autónoma de Guangxi Zhuang, cerca de la aldea de Ping’e, en el condado de Leye, según Xinhua. Guangxi es conocida por sus fabulosas formaciones kársticas, que van desde sumideros hasta pilares de roca y puentes naturales, y que han hecho que la región sea declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

El interior del sumidero tiene 306 m de largo y 150 m de ancho. La palabra en mandarín para designar estos enormes sumideros es «tiankeng», o «fosa celestial», y el fondo del sumidero parecía efectivamente otro mundo. La densa maleza del fondo del sumidero es tan alta como los hombros de una persona. Las cuevas kársticas y los sumideros pueden ser un oasis para la vida.

Puede que haya especies que nunca han sido descubiertas por la ciencia hasta ahora.

El nuevo descubrimiento eleva a 30 el número de sumideros en el condado de Leye. Los mismos investigadores habían descubierto anteriormente docenas de sumideros en la provincia noroccidental china de Shaanxi y un grupo de sumideros interconectados en Guangxi.

Fuente:
https://ecoinventos.com/china-gigantesco-bosque-a-192-m-de-profundidad/


lunes, 16 de mayo de 2022

Las baterías de iones de sodio, con enorme vida útil y carga superrápida, llegan para competir con el litio




















Las baterías de iones de sodio de Natron tienen una enorme vida útil, una práctica densidad de potencia, una excelente seguridad y una carga superrápida, sin utilizar litio. Gracias a una asociación con Clarios, empezarán a fabricarse a gran escala en Michigan el año que viene.

Según algunos expertos, la tecnología actual de las baterías está abocada a la escasez de litio, ya que la mayor parte de la cadena de suministro mundial pertenece a China y las reservas conocidas de litio no son suficientes para satisfacer los niveles de demanda previstos en el mercado de los vehículos eléctricos, por no hablar de todos los demás sectores que quieren pasarse a la energía de las baterías en los próximos años.

Por lo tanto, las alternativas serán absolutamente fundamentales, cuando sus características de rendimiento tengan sentido, y los proyectos de baterías de iones de sodio han aparecido con regularidad en los últimos años, con el objetivo de ir picando en el mercado de las baterías.

En particular, la empresa china CATL lanzó el año pasado una batería de iones de sodio destinada al mercado de los vehículos eléctricos, con una energía específica de 160 Wh/kg, más de la mitad de la densidad que ofrecen los paquetes de iones de litio a escala comercial.

La empresa californiana Natron ha optado por un objetivo distinto, usando una química diferente basada en el azul de Prusia, un pigmento de producción común más conocido por proporcionar el color azul que dio nombre a los planos, así como por ser muy utilizado en los grabados tradicionales japoneses en madera, como La gran ola de Kanagawa de Hokusai.

Los diseños de las baterías suelen ser un compromiso entre muchos factores, como el rendimiento térmico, la densidad de energía y potencia por peso y volumen, la seguridad, el tiempo de carga y la duración del ciclo. Natron afirma que su diseño ofrece una gran densidad de potencia volumétrica entre la del plomo-ácido y la del litio-ion, con una carga superrápida que permite realizar de 0 a 99 cargas en tan sólo ocho minutos, y una vida útil monstruosa de más de 50.000 ciclos, entre cinco y 25 veces mayor que la de los competidores de litio-ion. También se dice que son extremadamente estables desde el punto de vista térmico, lo que las hace seguras de transportar, desplegar y eliminar sin riesgo de incendio.

Podemos suponer que la densidad energética es relativamente baja, tanto en peso como en volumen, ya que Natron no dirige este producto a los fabricantes de vehículos eléctricos, para quienes el tamaño y el peso son parámetros fundamentales.

En cambio, Natron se dirige a casos de uso de baterías industriales: energía de reserva para centros de datos, carretillas elevadoras y otros vehículos industriales, instalaciones de telecomunicaciones y similares.

También puede haber algunas aplicaciones para vehículos eléctricos, por ejemplo, como batería de reserva en las estaciones de recarga de vehículos, que almacena energía entre el lento suministro de la red y los cargadores rápidos que la bombean a las baterías de los coches lo más rápido posible.

Natron se ha asociado con Clarios International para llevar estas baterías de iones de sodio a la producción en masa a partir de 2023 en las instalaciones de Clarios Meadowbrook en Michigan.

En la actualidad, estas instalaciones son de baterías de iones de litio, y Natron afirma que su tecnología de iones de sodio puede fabricarse con el mismo equipo, por lo que la asociación permite a Natron comercializar estas baterías más rápido y más barato que construir sus propias instalaciones desde cero. Cuando comience la producción, Natron afirma que será la mayor planta de baterías de iones de sodio del mundo.

La amplia disponibilidad de los materiales necesarios, dice Natron, debería conducir a un precio muy estable, lo que podría resultar una ventaja clave sobre el litio, dependiendo de lo que ocurra con el suministro y la geopolítica en las próximas décadas. Vea una breve presentación a continuación.

Fuente:
https://ecoinventos.com/baterias-sodio-natron/


PEWEC 2.0, convertidor de energía de las olas especialmente diseñado para aprovechar las olas del mar Mediterráneo















ENEA y el Politécnico de Turín presentan la nueva versión del convertidor de energía de las olas PEndulum, un dispositivo creado específicamente para aprovechar las olas del mar Mediterráneo.

Producir electricidad a partir del mar con un sistema innovador y de bajo coste que también es adecuado para las cuencas cerradas y capaz de competir con las tecnologías renovables más maduras. Este es el objetivo del proyecto PEndulum Wave Energy Converter (PEWEC).

La iniciativa lleva la firma de italiana ENEA (Agencia nacional por las nuevas tecnologías, energía y desarrollo económico sostenible) y el Politécnico de Turín, que presentan una versión avanzada del sistema. Probado por primera vez en Roma en 2016 a escala 1:12, el dispositivo se compone principalmente de un casco flotante amarrado al fondo del mar y un péndulo conectado al eje de un generador eléctrico que forma parte de la estructura del casco. La oscilación del péndulo permite producir electricidad a partir del mar, aprovechando las olas de poca altura y alta frecuencia.

La experimentación expuso al PEWEC a olas particularmente altas, tanto regulares como irregulares, generadas artificialmente dentro de la cuenca de pruebas. El resultado fue que el dispositivo mostró una excelente resistencia y rendimiento eléctrico incluso en condiciones extremas. Este tipo de pruebas son cruciales para evaluar el rendimiento y la resistencia de los convertidores incluso en situaciones críticas de olas de tormenta.

El siguiente paso del equipo será desarrollar un modelo a escala 1:1 para instalarlo en las costas «más energéticas» del Mediterráneo, como las del oeste de Cerdeña o el Canal de Sicilia. La versión final tendrá una potencia de 525 kW. Y medirá 15 m de longitud, 23 de anchura y 7,5 de altura para un peso, incluido el lastre, de más de 1.000 toneladas.

El proyecto también contempla que los investigadores trabajen en la reducción de costes y el aumento de la eficiencia.

Para estimar el mercado potencial en la cuenca mediterránea, parten de estos datos: en Italia hay más de 50 islas menores con una población media de unos 2.500 habitantes, un consumo medio per cápita de 6 kWh/d y un coste de la energía muy elevado. Una docena de estos dispositivos podría producir electricidad para una ciudad de 3.000 habitantes, contribuyendo de forma significativa a la lucha contra la contaminación y la erosión al reducir la energía de las olas que rompen en la costa, sin afectar de forma significativa a la flora y la fauna marinas.

Fuente:
https://ecoinventos.com/pewec-2-0/